Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Abril 18, 2017.

Aclaraciones sobre inmigración

La administración de Trump ha declarado la guerra a los inmigrantes. Lo ha hecho bajo la apariencia de perseguir a delincuentes extranjeros y extranjeros con ordenes de deportación pendientes. Sin embargo, en una orden ejecutiva reciente, la Administración ha mostrado sus verdaderas intenciones de perseguir a todos los inmigrantes indocumentados en el país. Esto se puede inferir de su propuesta de añadir 5.000 agentes más de patrulla fronteriza y 10.000 agentes más a la agencia de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés), la cual maneja los procesos de deportación.

El nuevo énfasis en una deportación masiva se ve también en las nuevas prioridades de deportación de ICE. La anterior administración de Obama, estableció como prioridad para deportación a ciertos inmigrantes indocumentados quienes habían sido convictos de delitos violentos, tales como asesinatos o tráfico de drogas. Cuando se reduce a su esencia, la Administración Trump está ahora priorizando para deportación a todos los inmigrantes indocumentados, incluso aquellos arrestados por delitos menores u ofensas de tráfico tal como conducir sin licencia de conducción o por alta velocidad.

De hecho, la nueva orden ejecutiva declara que el inmigrante indocumentado sospechoso de delitos, también está sujeto a deportación. No hace excepción alguna de los inmigrantes cuya presencia es necesaria para el cuidado y/o mantenimiento de parientes ciudadanos de Estados Unidos, tales como cónyuges o padres.

El resultado lógico del nuevo énfasis de deportar a indocumentados es que los lugares de detención y las cortes de inmigración, que de por si ya están abarrotadas, lo estarían aún más, teniendo así el efecto contrario en los inmigrantes indocumentados, que tienen que pelear sus casos y se les da fianza para permanecer en el país más tiempo mientras que su caso recorre el sistema.

Ahora los inmigrantes indocumentados deben estar preparados para el cumplimiento celoso de la ley de inmigración y deben tomar ciertas precauciones por si tienen un encuentro con las autoridades de inmigración en la casa, la calle o el trabajo.

Si los agentes de inmigración o cualquier clase de policía viene a su casa y demanda que le deje entrar, dígales que no lo harán a menos que ellos muestren una orden judicial. Si ellos no tienen una orden judicial, no abra la puerta, ya que esto puede ser tomado por los agentes como su consentimiento para entrar.

Los inmigrantes además deben tratar de grabar todo lo que los oficiales de inmigración digan y lo que ellos digan en su teléfono celular o cámara ya que los agentes federales a menudo mienten en la corte.

Los inmigrantes tampoco deben llevar consigo cualquier documento que pueda ser usado para mostrar que son ciudadanos de otro país tal como la matrícula consular o un pasaporte de otro país, ya que estos documentos pueden probar adonde debe ser deportado, lo cual es lo que el gobierno normalmente está obligado a hacer.

Si La Migra o un oficial de policía le detiene afuera de su casa, no diga mentiras, porque esto empeora el problema. Por ejemplo, decirle falsamente a un oficial de ICE que dejó en casa su tarjeta de residencia (green card) puede llevar a una situación donde él responda ofreciendo llevarlo a casa para recogerla.

Es mucho mejor no decir nada a los oficiales de ICE. Es mejor invocar su derecho a permanecer en silencio y dejarles saber que no puede hablar con ellos si su abogado no está presente. No diga nada más. Ellos tratarán de intimidarlo pero usted diga que su abogado le ha ordenado no hablar con los oficiales de ICE hasta que él no esté con usted.

Los inmigrantes indocumentados que tiene miembros de familia calificados, quienes son ciudadanos o residentes permanentes de los Estados Unidos, deben considerar seriamente el que ellos presenten una solicitud de inmigración para poder convertirse en residentes legales en el país.

Los inmigrantes indocumentados deben estar preparados a los esfuerzos intensificados para deportarlos de los Estados Unidos en los meses y años venideros.

Joseph S. Hughes es un abogado con más de 20 años de experiencia, quien practica la ley de inmigración en el área de Michiana. El y sus empleados son bilingües en inglés-español y pueden encontrarlo llamando al 269-473-2370 o en . También puede encontrarlo en la internet en www.hugheslawpractice.com

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces