Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Enero 8, 2019.

Gracias a políticas públicas, Paraguay y Bolivia son los únicos países bilingües en Latinoamérica

Paraguay y Bolivia desarrollaron en los últimos años una serie de medidas para garantizar que las lenguas indígenas sigan vivas por generaciones y generaciones.

Esa estrategia ayuda a explicar por qué, al contrario de lo que ocurre en otros países de la región, dominar esos idiomas no está ligado a minorías.

Por eso es común observar cómo los paraguayos, o viceversa, cuando hablan entre ellos.

En Bolivia, principalmente en la región del Altiplano, en el oeste del país, existen programas de radio y de televisión en lenguas indígenas, incluidos algunos espacios infantiles, y también grupos musicales que cantan en idiomas originarios.

Por otra parte y fundamentalmente, las constituciones de Bolivia y Paraguay establecieron que el idioma nacional no debe limitarse al español.

En Bolivia existen 36 idiomas reconocidos en la Carta Magna desde 2009. En Paraguay, la Constitución reconoce como idiomas oficiales el español y el guaraní, y se estima que más del 70% de la población es bilingüe.

En el censo de 2001, en una población de 6,95 millones de habitantes, el 37,8% de los bolivianos mayores de 6 años eran bilingües, -dominaban el español y una lengua indígena-, lo que sumaba 2,62 millones de personas bilingües en el país andino.

Una década después, en el censo de 2012 y con una población total de 7,8 millones de habitantes, elmás de 2,98 millones de personas.

Ley de lenguas

En 2010, entró en vigor en Paraguay la llamada Ley de Lenguas, que determina que las lenguas indígenas deben usarse, así como el español, en la atención al público y en los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.

Es decir, el presidente y otras autoridades del país deben poder dirigirse en los dos idiomas al público, como informó la directora de Planeamiento Lingüístico de la Secretaría de Políticas Lingüísticas, Celia Godoy, en una entrevista con BBC Brasil.

“El guaraní es el idioma que identifica a la cultura paraguaya. Mantener el guaraní vivo es un trabajo minucioso y constante”, dijo Godoy.

Más allá de la práctica en casa y de la exigencia de la enseñanza en guaraní en las escuelas como determinan las leyes locales, existe una especie depara que el guaraní se siga hablando.

Intimidados

Durante mucho tiempo, según especialistas e historiadores,. Esa actitud provocaba que las clases bajas se sintieran intimidadas al hablar el idioma indígena fuera de casa.

“La atmosfera fue cambiando desde que entró en vigor la ley”, resaltó Godoy.

Para ella, la escritura y la gramática también cumplen un papel fundamental para la preservación de las lenguas indígenas. Dice que este año se publicarony otros idiomas ancestrales -Paraguay tiene 19 lenguas indígenas-.

“Para que las lenguas sobrevivan, además de ser habladas, tienen que ser escritas. Necesitan ser leídas o sus palabras serán sustituidas por el portugués (en el caso de Brasil) como viene sucediendo. Sabemos que proteger la lengua es proteger la cultura. Y las culturas no pueden morir”, expresó Eduardo Navarro, profesor de la Universidad de Sao Paulo que investiga culturas indígenas desde hace tres décadas, y que afirma que Brasil perdió la oportunidad de ser bilingüe como Paraguay.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces