Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Agosto 7, 2018.

Los inmigrantes y los matrimonios falsos

Una manera en que los inmigrantes se pueden convertir en residentes permanentes es por vía del matrimonio con ciudadanos estadounidenses o con un residente permanente. Sin embargo, los matrimonios donde el objetivo primario es obtener la residencia permanente o “tarjeta verde” se conocen como matrimonios falsos.

Una vez que un inmigrante hace una petición de ajuste de estatus por medio del matrimonio y acude a una entrevista, no hay escapatoria del proceso. Si a la pareja no le va bien en la entrevista, no tiene documentos conjuntos importantes como rentas, cuentas de cheques o de crédito, generalmente se agenda una entrevista de seguimiento.

En esta segunda entrevista, a menudo el ciudadano estadounidense y el inmigrante son entrevistados por separado y a profundidad sobre la relación marital. Se les hacen las mismas preguntas y se comparan las respuestas para ver si son muy diferentes. Si las contestaciones son muy diferentes, el oficial de inmigración puede concluir que se trata de un matrimonio falso y puede referir el caso del inmigrante a una corte de inmigración.

El esposo estadounidense también puede que tenga que firmar un documento diciendo que el matrimonio es falso y tenga que retirar la petición. Posteriormente el inmigrante recibirá una carta negatoria en el correo y la referencia a una corte de inmigración para deportación de los EE.UU.

Si la pareja aprueba la entrevista de casados y a la parte inmigrante se le otorga una residencia condicional de dos años, esto es sólo el comienzo. Noventa días antes del vencimiento de esta residencia de dos años, la pareja debe hacer una solicitud de remoción de las condiciones sobre la residencia (formato I-751) para hacerla permanente, y para eso la pareja debe proporcionar documentación que compruebe que continúan viviendo juntos en un matrimonio real.

Recientemente, el USCIS se ha puesto muy estricto sobre la documentación de matrimonios, requiriendo muchos documentos que muestren declaración conjunta de impuestos, estados de cuenta, seguro de auto, pago de servicios, etc. Aquellos que viven con sus parientes y no tienen cuentas bancarias conjuntas y pagos de servicios por lo tanto no pueden proporcionar los documentos requeridos y se les agenda una segunda entrevista, a veces referida como entrevista por “fraude”. En esta entrevista un oficial de inmigración interrogará a la pareja para determinar si el matrimonio es real.

Si el oficial determina que la pareja se encuentra en una relación marital continua, queda aprobada la residencia permanente por el tiempo que la pareja continúe junta. La parte inmigrante puede solicitar la naturalización temprana, una vez que él o ella haya sostenido el estatus durante dos años y nueve meses. Documentos matrimoniales adicionales que demuestren que la pareja continúa viviendo junta serán necesarios en la entrevista de naturalización también.

Si la pareja se separa antes de la entrevista marital y la parte inmigrante asiste sola a la entrevista, el oficial rechazará el caso y el inmigrante será referido a una corte de inmigración para su deportación.

Si la pareja se separa después de que la parte inmigrante reciba la residencia condicional de dos años, el inmigrante puede solicitar la remoción de las condiciones mediante una renuncia del requisito de declaración conjunta, y debe proporcionar información que compruebe que el matrimonio fue real, aunque la pareja no permanezca junta.

En muchos matrimonios falsos, la pareja generalmente carece de muchos o todos los documentos, así en la mayoría de estos casos son rechazados fácilmente. Además, un inmigrante que se involucró en un matrimonio falso queda negado para siempre de obtener cualquier beneficio migratorio en el futuro. Ya no habría opción de casarse con cualquier otro ciudadano estadounidense y obtener la residencia o de ser patrocinado por un pariente como en el caso de un hijo o hija o incluso un empleador. Una vez que el USCIS niega una residencia basado en fraude, se cierra la puerta y no hay forma de obtener un estatus legal en los Estados Unidos jamás.

Los casos que USCIS determina como fraudulentos son referidos a la corte migratoria para proceso de deportación. Los procedimientos de deportación pueden durar muchos años y muchos inmigrantes en el proceso siguen con sus vidas, se enamoran, se casan y tienen hijos, creyendo que podrán evadir la deportación ahora que están en una relación.

Sin embargo, el reglamento de inmigración puntualiza específicamente lo contrario y no otorgará a un inmigrante involucrado en un matrimonio falso previamente, pero que actualmente tiene un relación genuina y quiere usarla para obtener la residencia de los Estados Unidos en el futuro.

Obtener la residencia permanente mediante el matrimonio es un proceso complicado y los inmigrantes deben buscar el apoyo de un abogado de inmigración con experiencia, que los pueda guiar en el proceso, especialmente en casos donde la oficina de inmigración (USCIS) concluye erróneamente que un matrimonio es falso cuando no lo es.

Joseph S. Jughes es un abogado con más de 25 años de experiencia, quien practica la ley de inmigración en el área de Michiana. Él y su equipo de trabajo son bilingües en inglés –español. Lo pueden contactar en línea en , por teléfono al 269-473-2370 o por correo electrónico en thegoodlawyer101@yahoo.com.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces