Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Noviembre 6, 2018.

Trump envía militares a la frontera con México para detener la migración

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lanzó la advertencia en Twitter: “¡Esta es una invasión de nuestro país y nuestros militares los están esperando!” El mensaje era para las caravanas de migrantes que caminan desde Centroamérica, muchos de ellos ya en territorio de México, hacia la frontera con Estados Unidos.

Unas horas después del mensaje de Trump, el Pentágono anunció que 5,200 efectivos del ejército llegarán a bases de la frontera para el “endurecimiento” de la seguridad de la zona. Se trata de la mayor movilización de tropas en activo -entrenadas para la guerra- que se haya realizado en territorio de Estados Unidos en décadas.

Los presidentes Barack Obama y George W. Bush habían enviado a la frontera sólo a la Guardia Nacional, que no son tropas activas.

Junto con las tropas, el Pentágono prevé desplegar helicópteros militares, vallas de hormigón y alambre de púas que apoyarán a los agentes migratorios de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

¿Pero qué tanto podrán hacer los militares en la frontera, muchos de ellos con sus respectivas armas de cargo?

¿Qué sí pueden (y prometen) hacer?

El jefe del Comando Norte del ejército de Estados Unidos, Terrence J. O’Shaughnessy, explicó que los militares se sumarán a 2,092 miembros de la Guardia Nacional que ya están desplegados y otros mil agentes de CBP que están preparados para participar del plan.

El objetivo principal es el “endurecimiento y aseguramiento” de la frontera en el estado de Texas, pero también en Arizona y California, indicó O’Shaughnessy.

Estados Unidos y México comparten una frontera de 3,200 km y casi la mitad corresponde al territorio de Texas, estado por el que muchos de los migrantes indocumentados han cruzado durante décadas.

O’Shaughnessy detalló que en la Operación Patriota Fiel participan tres batallones del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, así como efectivos especializados en aviación, tratamiento médico y logística.

También habrá helicópteros Blackhawk con visión nocturna y sensores de movimiento con capacidades similares a los usados en zonas de guerra, así como aviones de carga C-130 y C-17.

El jefe del Comando Norte anticipó que trabajarán junto a agentes migratorios para “impedir o bloquear cruces ilegales, mantener la logística de la situación y aplicar la ley apropiadamente”.

Además, el Pentágono también hará uso de la policía militar.

¿Qué no pueden hacer?

Cuestionado por la prensa, el general O’Shaughnessy informó que los militares de tropas “se están desplegando con armas”.

Pero la Ley Posse Comitatus (de 1978) prohíbe que los militares realicen acciones que corresponden a las fuerzas del orden civiles, como la detención o procesamiento de migrantes. Los militares no podrían, entonces, participar activamente en la detención de migrantes ni hacer uso de sus armas.

 

 

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces