Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Junio 20, 2017.

El director del ICE afirma ante el Congreso que cualquier indocumentado puede ser deportado

“El ICE no esperará a que indocumentados cometan delitos, los deportaremos antes de que lo hagan”. Eso manifestó Thomas Homan, su director, durante una audiencia en el Congreso. “Todos los indocumentados en EE.UU. deben estar preocupados por su deportación”, afirmó.

Ante el subcomité de Seguridad Nacional del Comité de Asignaciones de la Cámara baja, el funcionario sostuvo que “la gente debe mirar por encima del hombro si está en este país indocumentada. Deben estar preocupados que van a ser detenidos”.

Los comentarios de Homan confirman lo que se venía viendo en la práctica, un giro de 360 grados en materia de inmigración desde la llegada de Donald Trump. Con esto se aclaran todas las dudas sobre si indocumentados con antecedentes penales son la principal prioridad del Gobierno o todos aquellos que se encuentran de manera ilegal en este país.

“Si alguien tiene una condena por DUI puede ser considerado una amenaza para la seguridad pública y debe ser expulsado”, manifestó Homan en respuesta a los cuestionamientos por el incremento de arrestos de indocumentados sin antecedentes penales o con condenas menores.

“Al entrar ilegalmente a este país ya se cometió un delito”, explicó y agregó: “No debe haber ninguna población de personas que están en este país ilegalmente, que violaron la ley, exentas de la deportación”.

Las cifras confirman su afirmación con el incremento del 40% de las detenciones tan sólo en los primeros cien días del gobierno Trump. Más del 35% de estas personas no tenían antecedentes penales

El punto crítico de su intervención en la Cámara de Representantes fue cuando Homan defendió la práctica de ICE de seguir y arrestar a inmigrantes “no criminales” afirmando que “la mayor parte de los extranjeros criminales que encontramos en Estados Unidos, entraron al país siendo no criminales. Si esperamos a que violen la ley o cometan un delito contra un ciudadano de este país, entonces ya es demasiado tarde. No debemos esperar a que se conviertan en un criminal.”

De este modos, según palabras del director del ICE, la deportación de un indocumentado debe entenderse como un acto preventivo del Gobierno para que éstos no comentan crímenes en EE.UU.

“Lo que ha cambiado en enero bajo las nuevas órdenes ejecutivas es que hemos abierto el rango de personas que queremos expulsar.  Cientos de miles de indocumentados que habían tenido sus procesos cerrados están nuevamente sobre la mesa”, aseveró.

La comparecencia de Homan al Congreso responde a un comité de apropiación que está decidiendo fondos para añadir otras 22,000 camas a los centros de detención del ICE. Al respecto, su director dijo que no tenía la menor duda que podrán llenar ese número de plazas con facilidad gracias a las nuevas detenciones de la agencia.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces